© 2019 by MaxiPoolSl. Producion y creacion Por SayraTV

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

C/ San Isidro Numero 16, 1º D  28609  - (Sevilla La Nueva) - Madrid

    Tel: 687774373

    Trabaja con nosotros

    Buscar
    • maxipoolsl

    Certificado de deudas con la comunidad de propietarios: normativa y cómo utilizarlo

    Cuando vendemos un piso o cualquier propiedad que forme parte de una propiedad horizontal debemos aportar uncertificado de deudas con la comunidad de propietarios en el que se certifique que la persona que transmite el inmueble se encuentra al corriente de pago de los gastos de la comunidad o donde se especifiquen las deudas que tenga con ella, tal como se establece en el art. 9.1. de la Ley de Propiedad Horizontal.

    El certificado de deudas con la comunidad de propietarios supone uno de los elementos clave de venta de una vivienda o local, ya que la parte compradora es la que responderá con el propio inmueble adquirido de las cantidades adeudadas por los anteriores titulares a la comunidad de propietarios con un límite de hasta los tres años anteriores. Esto no significa que el nuevo propietario deba hacer frente a las deudas contraídas por el vendedor. El deudor siempre es el anterior propietario, pero el nuevo propietario se sitúa en una posición incómoda legalmente, ya que la vivienda o local sí responde a la deuda.

    Por este motivo, el vendedor debe declarar en el momento de la venta que se encuentra al corriente del pago de los gastos generales o expresar lo que deba. Sin este certificado no es posible autorizar el otorgamiento de la escritura pública de la compraventa, a menos que el comprador lo exonere de esta obligación. Tal como se establece en el art. 9.1 de la Ley de Propiedad Horizontal para evitar sorpresas desagradables y desencuentros con la comunidad.

    En algunos casos, el

    que ostenta el cargo de secretario puede cobrar por la expedición del certificado de deudas con la comunidad de propietarios. Y es que entre las obligaciones del administrador no se encuentra la de emitir este tipo de documentos de carácter privado. Se trata pues de un servicio profesional que presta de manera independiente, sin que el coste quede incluido dentro de los honorarios que recibe por parte de la comunidad de propietarios. Lo normal es que el coste no supere los 35 euros.

    0 vistas